La Cañada de la Aguada

Visitas: 9

Con el nombre de cañada de “La Aguada” es conocida esta pequeña corriente de agua que, luego de un serpenteante recorrido, desemboca en la playa Las Delicias. En el pasado, también ha recibido la denominación de cañada o arroyito de “La Tubera”, aludiendo a la explotación de turba que se desarrolló en sus riberas desde fines del siglo XIX y hasta las primeras décadas del siglo XX.

Escrito por:

Bureau
Fotografía: ©
Bureau

La denominación de la cañada tiene un origen muy antiguo y se vincula directamente al aprovisionamiento de agua dulce que realizaban los barcos que surcaban la bahía y el Río de la Plata, los cuales se detenían a “hacer aguada”. Dicha operación consistía en trasladar en bote hasta la costa las barricas o toneles de madera y hacerlos rodar por la orilla hasta alcanzar la fuente abastecedora del agua. No eran muchos los lugares cercanos a la costa que, como La Aguada de la playa Las Delicias, permitían sin mayor

esfuerzo la obtención de agua dulce y pura que se filtraba a través de los médanos. Debe tenerse especialmente en cuenta el riesgo que representaba la falta de agua potable y el escorbuto, que frecuentemente aparecía a bordo durante las largas travesías ultramarinas.

 

Las primeras cartas náuticas del Río de la Plata y costa de la Banda Oriental señalaron la existencia de la cañada de La Aguada siendo frecuente la detención de navíos para “hacer aguada”. En 1673 el capitán Juan Miguel de Arpide dejó asentado que halló una aguada en una quebrada existente en tierra firme al noroeste con referencia a la Isla Gorriti, no siendo otra que la cañada de La Aguada sobre la playa de Las Delicias.

Cuando el Gobernador de Montevideo don José Joaquín de Viana se dirigió, en 1754, al Ministro don Julián de Arriaga respecto de la necesidad de fundar Maldonado se refirió a la conveniencia de hacer alguna fortificación en el punto para impedir que los enemigos de la Corona tuvieran acceso al puerto, aguadas y leña.

Recién en 1764, por orden del Gobernador de Buenos Aires don Pedro de Cevallos, se construyó una batería al oeste de la Cañada, construcción militar que debía operar con otras de similares características levantadas en la costa e Isla Gorriti. El objeto de las baterías era la defensa de la bahía y evitar que ésta pasara a manos de las potencias enemigas. En 1766, en un informe elevado por el Comandante de Maldonado Teniente Coronel Lucas Infante se estableció que la batería de La Aguada- que con este nombre era frecuentemente denominada en lugar del propio- estaba compuesta por seis cañones y “… está hecha con el fin de impedir que ninguno que no sea amigo nuestro pueda francamente tomar agua; con ella se logra al mismo tiempo que cualquier navío que quiera anclarse en esta bahía lo ha de incomodar a todas horas muy mucho sin que en ella haya temor del más leve descalabro, y los enemigos tendrían que padecer muy mucho…”.

En el entorno de la cañada de “La Aguada” se estableció el primer puerto con el que contó Maldonado.

Dirección: Parada 24. Las Delicias, Maldonado

¿Conseguiste algo que te gustó?

Comparte la info

Entrada siguiente
La Iglesia de Maldonado
Entrada anterior
Explorando la Belleza Natural: Parque Mancebo en Maldonado
El lugar que elegimos

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS